sábado, 23 de janeiro de 2010

La ficción y la vida

“El gran tema de Don Quijote de la Mancha es la ficción, su razón de ser, y la manera como ella, al infiltrarse en la vida, la va modelando, transformando.(…) la ficción es un asunto central de la novela, porque el hidalgo manchego que es su protagonista ha sido ‘desquiciado’ – también en su locura hay que ver una alegoría o un símbolo antes que un diagnóstico clínico – por las fantasías de los libros de caballerías, y, creyendo que el mundo es como lo describen las novelas de Amadises y Palmerines, se lanza a él en busca de unas aventuras que vivirá de manera paródica, provocando y padeciendo pequeñas catástrofes. Él no saca de esas malas experiencias una lección de realismo. Con la inconmovible fe de los fanáticos, atribuye a malvados encantadores que sus hazañas tornen siempre a desnaturalizarse y convertirse en farsas. Al final, termina por salirse con la suya. La ficción va contaminando lo vivido y la realidad se va gradualmente plegando a las excentricidades y fantasías de don Quijote.”



CODA: in prólogo de Mario Vargas Llosa, Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes, edición del IV centenario – Real Academia Española/ Asociación de Academias de la Lengua Española – 2004.


(Don Quijote - Gustave Dorè)

Nenhum comentário:

Postar um comentário