quarta-feira, 24 de novembro de 2010

Para Amel: Beckett 5 (fim)


“(...)
Vladimir: ¿Habré dormido mientras los otros sufrían? ¿Acaso duermo en este instante? Mañana, cuando crea despertar, ¿qué diré acerca de ese día? ¿Qué he esperado a Godot, con Estragon, mi amigo, en este lugar, hasta que cayó la noche? ¿Qué ha pasado Pozzo, con su criado, y que nos ha hablado? Sin duda. Pero ¿qué habrá de verdad en todo esto? (Estragon, que en vano se ha empeñado en descalzarse, vuelve a adormecerse, Vladimir lo mira.) El no sabrá nada. Hablará de los golpes encajados y yo le daré una zanahoria. (Pausa) A caballo entre la tumba y un parto difícil. En el fondo del agujero, pensativamente, el sepulturero prepara sus herramientas. Hay tiempo para envejecer. El aire está lleno de nuestros gritos. (Escucha) Pero la costumbre ensordece. (Mira a Estragon) A mí también, otro me mira, diciéndose: Duerme, no sabe que duerme. (Pausa) No puedo continuar. (Pausa) ¿Qué he dicho? (…)”

In Esperando a Godot, Samuel Beckett, Fabula Tusquets Editores, Barcelona, 2003.

Nenhum comentário:

Postar um comentário