domingo, 11 de maio de 2014

MÃES & MÃES



“(...)
Oh Dulce mamadre
- nunca pude
Decir madrastra -,
Ahora
Mi boca tiembla para definirte,
Porque apenas
Abrí el entendimiento
Vi la bondad vestida de pobre trapo oscuro,
La santidad más útil:
La del agua y la harina,
Y eso fuiste: a vida te hizo pan
y allí te consumimos, invierno largo a invierno desolado
Con las goteras dentro
De la casa
Y tu humildad ubicua
Desgranando
El áspero
Cereal de la pobreza
Como si hubieras ido
Repartiendo
Un río de diamantes.

Ay mamá, cómo pude
Vivir sin recordarte
Cada minuto mío?
No es posible. Yo llevo
Tu Marverde en mi sangre,
El apellido
De pan que se reparte,
De aquellas
Mi pobre padre duro
Allí estaba, en el eje de la vida,
La viril amistad, la copa llena.
Su vida fue una rápida milicia
Y entre su madrugar y sus caminos,
Entre llegar para salir corriendo,
Un día con más lluvia que otros días
El conductor José del Carmen Freyes
Subió al tren de la muerte y hasta hora no ha vuelto.

In Antologia Fundamental, Pablo Neruda, Pehuén Poesía, Santiago, 1988.

frases de pablo neruda neruda 6666666 e589afe69cac 273x200

Nenhum comentário:

Postar um comentário