domingo, 1 de junho de 2014

A ESCRITA: segundos estudos 5




“Hay algo de verdad en eso: el gran artista siempre encarna o expresa de modo supremo ‘lo que está en el aire’, pero va mucho más allá, llega hasta profundidades que ningún otro es capaz de lograr. A los que se limitan a decir eso que usted me ha recordado, yo los llamaría sociólogos del horror, en este caso particular, del infierno. Pero dudo que las verdades últimas de la condición humana estén al alcance de la sociología. Yo pienso que el Dante vio (subraye esa palabra) lo que las gentes de su tiempo, incluyendo a los teólogos, presentían de alguna forma o trataban de demonstrar con sus teoremas teológicos. No sé dónde leí que cuando caminaba por las calles de Ravena, tristemente agobiado por el exilio, silencioso y mirando el suelo, las gentes susurraban: ‘Ese es el hombre que estuvo en el inferno’. Y no lo decían con intención metafórica: querían decir lisa y llanamente que ese ser humano había tenido el pavoroso privilegio de visitar los antros infernales.”

In Entre la letra e la sangre, conversaciones con Carlos Catania, Ernesto Sabato, Seix Barral, Buenos Aires, 2003.

Nenhum comentário:

Postar um comentário