quinta-feira, 1 de outubro de 2015

TEMPO DE ESTÊVÃO 5:

 

"Treinta y cinco años tenía Pedro de Valdivia cuando llegó con Jerónimo de Alderete a Venezuela, Venecia pequeña, como la llamaron irónicamente los primeiros exploradores al ver sus pantanos, canales e chozas en palafitos. Había dejado a la delicada Marina Ortiz de Gaete con la promesa de que regresaría rico o enviaría por ella tan pronto como fuese posible - magro consuelo para la joven abandonada -, y había gastado lo que tenía, endeudándose además, para financiar el viaje. Como cualquiera que se aventuraba en el Nuevo Mundo, colocó sus bienes, su honor y su vida al servicio de la empresa, aunque las tierras conquistadas y un quinto de las riquezas - si las havía - pertencerían a la Corona de España. Tal como decía Belalcázar, con autrorización del rey la aventura se llamaba conquista, sin ella era asalto a mano armada." (...)

in Inés del alma mía, Isabel Allende, Contemporánea, Barcelona, 2010.

Isabel Allende

Nenhum comentário:

Postar um comentário